Un perdedor no es quien llega al último, sino aquel que se sienta, mira y nunca ha intentado nada.